el hacedor

LA OBRA

Moviéndose por entre inciertas y oscuras soledades, el Hacedor se jalea los adentros mientras le plantea soles al acero. Soles cuidadosamente cultivados, maigándole el carbón al viento y al hisopo, cumpliendo con el rito de iniciarse a la ira y al sudor en el momento justo.

    Se sabe un ejército vivo y derrotado, y sabe que va a buscar en el esfuerzo el escaso consuelo que puede tener lo irremediable.

    Hacer acero de los sueños y de las intenciones, moviéndose entre pactos cumplidamente respetados entre el vigor y las carencias, y desde el asombro difusamente conducidos.

    Desplegando en el brazo cierto tenebroso gesto primigenio, se cita las esencias supuestas a los pasos transcurridos. Blasfemo desolado y sabedor de que entre el mallo y el yunque se hallan todas las espadas, construye su cólera el Herrero partiendo de una nada insistentemente elaborada.

F.G.L.  ESCULTURAS.

Galeria #01 / Galeria #02 / Galeria #03 / Galeria #04 / Galeria #05 / Galeria #06 / Galeria #07 / Galeria #08 / Galeria #09 / Galeria #10

 

homepage artista la obra contacto